Por Saúl Rodríguez de la Paz

El calendario marca el día 26 de septiembre de 2018. En el imaginario michoacano, el noveno mes del año suena a llanto del cielo, ese que empapa con sus armónicos a la cantera rosa de Morelia y que choca en mezzoforte contra el asfalto; símil a como las manos de Miguel Bernal Jiménez alguna vez tocaron el órgano de su catedral.

 

En este espacio húmedo, en el hogar mexicano de Euterpe (musa griega de la música), emerge el esfuerzo por continuar con un legado de 14 años de historia sónica. A la entrada del decimonónico Teatro Ocampo, las frecuencias del sonido toman de lleno a la fachada diseñada por Luis Zapari. El Festival Visiones Sonoras ha llegado puntual a su cita con la Antigua Valladolid.

 

A las ocho de la noche del citado día, las principales figuras de la cultura michoacana suben al escenario del teatro: Silvia Figueroa Zamudio (Secretaria de cultura de Michoacán), Ricardo Calderón Figueroa (Director del Cenart), Cardelia Amezcua Luna (Secretaria de cultura del municipio de Morelia) Antonio Vieyra Medradno (Presidente del Consejo de dirección de la UNAM Campus Morelia) y Rodrigo Sigal (Director del CMMAS).

 

Rodrigo Sigal toma el micrófono, recalca los apoyos de que la Embajada de Francia y la Fundación Telefónica representan para la decimocuarta edición del festival e indica que el evento circula por el rubro de crear un ámbito novedoso con las nuevas tecnologías y la cultura del sonido.

 

“Hoy es una fecha importante, no es cualquier día. Creo que, desde el punto de vista de la cultura, tenemos la oportunidad de poner nuestro granito de arena para buscar un México más justo. Un México que transforme la cultura de la violencia en paz. Ojalá que a través de conciertos y actividades culturales podamos trabajar y acotar para eso”, comparte Sigal.

 

Tras la inauguración oficial, es momento de dar cabida a los conciertos de la velada. El primer turno corresponde al reconocido percusionista mexicano Iván Manzanilla y el artista visual Esstro9. Ambos interpretan obras de los compositores Joao Pedro Oliveira (Portugal), Alejandro Cardona (Costa Rica) y Javier Álvarez (México).

 

Cabe resaltar que la obra de Alejandro Cardona es un estreno mundial, cuyo proyecto pertenece al programa Ibermúsicas. En las propias palabras del compositor costarricense, esta pieza toma pequeños fragmentos de grabaciones de campo que conviven con la percusión de Manzanilla, a quienes, siguiendo su línea de investigación en los sonidos mesoamericanos, contextualiza en una relación con la esclavitud antigua y contemporánea.

 

Palenque (2018) tiene que ver con la lógica de construcción cultural de los negros cimarrones que escaparon de las haciendas coloniales, pero desde una óptica contemporánea. Es como reconstruir esa especie de sociedad neoafricana a partir de los fragmentos y las mutilaciones que significó la esclavitud”, explica Cardona.

 

Finalmente, los franceses Franck Vigroux y Antoine schmitt toman el escenario e interpretan Chronostasis (2018), una amalgama audiovisual que manifiesta diferentes dinámicas sonoras gracias a la programación informática, utilizando mayormente el ruido industrial y música experimental.

 

Así, la primera noche de Visiones Sonoras XIV acaba bajo un manto lluvioso en la capital michoacana. La siguiente cita será en el campus de la UNAM en Morelia. Aún queda mucho rango para otra aventura sonora.

 

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *