Crónica Visiones Sonoras Jueves 12 de octubre 2017

Por: Saúl Rodríguez

Con la presencia de 25 artistas de 14 países, becarios, académicos y medios de la prensa, dieron inicio, este jueves 12 de octubre, las actividades académicas del XIII Festival Internacional de Música y Nuevas Tecnologías Visiones Sonoras, evento organizado por el CMMAS y celebrado en las instalaciones de la UNAM Campus Morelia.

En punto de las 10:40 de la mañana el compositor portugués João Pedro Oliveira abordó el escenario del auditorio de la IIES e impartió su conferencia Interacción gestual entre sonido e imagen, donde trató la relación entre estos dos ejes y citó algunos ejemplos de películas de directores como Alfred Hitchcock y Stanley Kubrick. El  también investigador hizo énfasis en la ecuación que resulta de la suma entre la energía del sonido y de la imagen. Posteriormente, explicó cómo adhiere estas ideas multimedias a sus obras para producir un discurso coherente en ellas.

La segunda conferencia del día estuvo a cargo de la coreógrafa Rosario Romero Moreno, quien trató temas relacionados entre el arte y algunos estudios sociales. Romero decodificó su concepto sobre “fluidez”, lo cual define como una serie de características en la época actual emergidas de la globalización. La artista resaltó la presencia de una modernidad líquida que empuja a cambios sociales que consecuentemente afectan al arte. Entre ideas de sociólogos como Zygmunt Bauman o Pierre Bourdieu, transitó entre procesos sociales cada vez más caóticos, los cuales aseguró que llevan a resultados impredecibles, generando una nueva lectura artística.

Enseguida, Edgardo Espinosa Hernández, chelista del Ensamble Ónix, presentó Decodificaciones, un CD con repertorio para violoncello solo, con electrónica y video. En compañía de  Fernando Rodríguez, Espinosa comentó alguno aspectos del proyecto que fue realizado gracias al apoyo del Fonca a través del programa México en escena. Algo característico de este producto es, sin duda, el diálogo que existe entre generaciones de compositores.

Antes de la comida, el alemán Ignaz Schick compartió algunos de sus trabajos con discos de vinil en The retourn of the old school. Principalmente, sus actividades se centran en la manipulación física del disco mediante herramientas rudimentarias como stickers, cinta masking tape, recortes de periódico u objetos de la naturaleza como hojas de árbol. Todo esto para encontrarse con nuevos sonidos y nuevos patrones mediante la técnica del tornamesismo.

Tras el receso, por la tarde,  el violinista Abel Romero (también integrante del Ensamble Ónix), compartió su material Convergencias. Nuevamente, Fernando Rodríguez estuvo presente para explicar su colaboración con Romero.

Inmediatamente, Rodrigo Sigal (director del CMMAS), y Daniel Quaranta,(catedrático de la UFJF), tomaron lugar para mostrar los trabajos hechos en el CMMAS durante este año y el último número de la revista Ideas Sónicas. Sigal se refirió a los lazos que la institución moreliana ha fortalecido con la UNAM, con la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y con la Secretaría de Cultura de Michoacán.

Por su parte, Quaranta mencionó que el ejemplar de Ideas Sónicas que editó se encuentra direccionado hacia la investigación de la colaboración artística multidisciplinar. Destacó los textos de autores como el compositor mexicano Edgar Barroso, quien es un experto en este tema.

 

Casi al finalizar su presentación, Sigal invitó al auditorio a realizar un debate sobre si aún es viable imprimir la revista en físico o solamente es necesario publicarla en medios digitales. Algunos abogaron a favor del romanticismo que significa tener el producto en las manos, pero otros señalaron las ventajas de las nuevas tecnologías y el impacto ecológico que resulta de la impresión en papel.

Después, una de las conferencias que más cautivó fue la del chileno Andrés Rivera Fernández (miembro del Ensamble Experimental Latinoamericano), titulada Etnografía sonora, registros de campo y música electroacústica: Una propuesta pedagógica desde la Visión de Violeta Parra a 100 años de su natalicio. El andino subrayó la importancia que tiene en su trabajo la cantautora Violeta Parra, a quien considera una creadora que trabajó desde el contexto geocultural. De igual forma, el exdirector de Tsonami Argentina compartió un fragmento presente en el Cuaderno pedagógico de Violeta Parra, que fue editado por el CNCA de Chile.

En la recta final, Luciano Rodríguez Arredondo con su proyecto Sinergia (donde aborda una exploración de lenguajes rudos a través de un sistema audiovisual de tres canales de videos y ocho de audio), y Yair López con Paper Landscapes ( donde implementa elementos de geofísica para generar partituras gráficas) acabaron con el ciclo de exposiciones del jueves.

Por la noche, las actividades terminaron con el primer concierto en el ya visionario Auditorio CSAM del campus universitario. Optic Nerve de Tonalli Rufino, Micrometal de ElectropUNQ, Freeze It de Carlos D. Perales y la segunda mágica presentación en el festival de la coreana Bora Yoon, acabaron por cobijar con un manto sonoro al público que, fielmente como cada año, se dio cita puntual en otro nocturno encuentro sobre la capital michoacana.

Comments

comments

Deja tu comentario