Es el 6/10/15, la cita ha llegado. Es momento de conectar nuestros sentidos. Vista, oído, olfato, gusto y tacto, porque las artes sonoras no sólo se escuchan, las obras son una invitación al espectador para enlazarse con los sentidos del autor. El filtro de las experiencias, el gusto y el entorno será determinante en la percepción: podemos presenciar el mismo espectáculo y tener una vivencia completamente distinta.
Si el propósito de los artistas clásicos era deleitar los sentidos, emocionar y hacer sentir bien a quien escuchaba, los artistas contemporáneos buscan sacudirnos, hacer notar lo que pasa en su entorno. No pretenden quedar bien con nadie, únicamente con ellos mismos.
Hoy comienza un nuevo ciclo para Visiones Sonoras, pero no se trata sólo de otra edición, es el comienzo de una nueva década. Para un festival como este, es imposible repetirse; sin embargo, por primera vez se requirió un curador José Luis García Nava (Ciudad de México, 1969) artista de medios audiovisuales e ingeniero industrial, quien ha trabajado con tecnologías audiovisuales digitales desde 1989.
Los oídos de quien escribe estas líneas son dos, un par de ojos y dos manos, por eso te invitamos a enriquecer la experiencia, a que compartas lo que tus sentidos capten, a que hagas sonar tus visiones.

Trayecto

La idea del Festival Internacional de Música y Nuevas Tecnologías “Visiones Sonoras” nació en 2005, como una alternativa a los problemas que enfrentan los compositores de música contemporánea con nuevas tecnologías para mostrar su trabajo. Los compositores Rodrigo Sigal y Alonso Escalante incubaron la propuesta que encontró un ambiente idóneo para desarrollarse en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ese mismo año se realizó la primera edición. Hubo 3 comisiones, 4 conciertos y 18 actividades académicas, con 800 asistentes.
En septiembre del 2006 se creó el Centro Mexicano para la Música y las Artes Sonoras (CMMAS) que depende del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum). Con el apoyo de la Coordinación Nacional de Música y Ópera Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) Visiones Sonoras se trasladó a las instalaciones del Centro Nacional de las Artes (Cenart) en el Distrito Federal, pero también hubo actividades en Morelia, en el CMMAS y el Conservatorio de las Rosas.
Durante el 2007 se mantuvieron ambas sedes, en 2008 se mudó definitivamente a Morelia y en el 2009, regresó a casa, ya que fue recibido por el Campus Morelia de la UNAM, donde se han realizado las ediciones más recientes, lo que ha permitido concretar la idea original: combinar la experiencia de escuchar música con tecnología, además de entenderla, revisarla académicamente, comprenderla mejor técnicamente, discutirla, compartirla e, idealmente, promocionarla y difundirla.
La intención es permitir el conocimiento entre compositores e intérpretes y vincularlos en sentido personal y profesional, no pretende ser un festival masivo, pese a ello no ha dejado de crecer, el encuentro. En la edición 2014 fueron 5 temas comisionados, 7 conciertos y 26 actividades académicas, con 3 mil 12 asistentes.

Comments

comments

4 comments

  1. En este momento, Pablo Pérez Zárate está haciendo una introducción muy interesante y sintética a los conceptos de Música visual y Cinema expandido, dos conceptos clave para entender la temática de esta emisión de Visiones Sonoras. No se lo pierdan.

    1. “El cine expandido en Europa fue más intelectual y aquel creado en Norteamérica (Estados Unidos) mucho más basado en la experiencia”. La comparación que hace es interesante porque justamente está buscando ubicar el origen de lo que motiva el cine expandido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *